lunes, 29 de abril de 2013

Poema a mi amiga Paula Cuadra

Ondulante mar de plata sonríe en tus ojos
y fundes tu alma de piruleta en el bosque umbrío.
 
Cruzaste el puente de hierro incondicional, 
de abrazos de raso fulgurantes lo envolviste.
 
Ascendiste al torreón bravío, olvidado ...
vas lloviendo pedacitos jubilosos.
 
Una flor nueva de color melaza,
bajo los árboles danzarines del río claro,
nace y se abre paso:
canturrea tu reflejo de ninfa.

2 comentarios:

  1. Perdona que insista pero lo estoy volviendo a leer y es maravilloso!!!!

    ResponderEliminar